El  primer partido de preparación para el Mundial 2014 llenó de esperanzas a Francia, que se impuso cómodamente por cuatro goles a cero a la selección de Noruega, un rival débil, de todos modos. Sin embargo, era esperanzador para Francia ver como podía lograr una victoria tan contundente sin sus estrellas. Pero los bleus descubrieron anoche la diferencia entre jugar con un equipo modesto europeo y hacerlo contra un fuerte rival sudamericano,...