Shaqiri tal vez sea demasiado joven para ser titular en su equipo, el Bayern de Munich, donde además tiene por delante a Robben. Pero está claro que talento no le falta al chico, al que apodan el Messi de los Alpes. Los tres goles que le marcó ayer a Honduras pusieron de manifiesto su calidad, además de servir para clasificar a su selección para la siguiente fase, donde se verá con el auténtico Messi. Para muchos, Suiza tenía el cartel...