Las opciones de que la anfitriona Brasil gane este Mundial siguen en todo lo alto, pese a los problemas que tuvo la canarinha para vencer a Chile, esperando hasta los penaltis para conseguirlo. Está claro que Brasil no está realizando un juego espectacular ni mucho menos, y los brasileños ya se olvidaron del jogo bonito, centrándose en ganar a toda costa ante su afición. Y para ello primero tendrán que vencer a una potente Colombia que llega...