Ya le pasó al Tigre Falcao con Colombia y también a Montolivo con Italia, incluso a Jesús Navas con España. Jugadores que estaban destinados a disputar este Mundial 2014 en Brasil y que por una lesión o por no haberse podido recuperar a tiempo finalmente se han quedado fuera. El caso de Franck Ribery, por ser de los últimos, es el más sangrante, ya que es toda una referencia para su selección, Francia.