El sorteo ha querido que dos de las mejores selecciones europeas, Alemania y Portugal se encuentren en el mismo grupo. Esto ha sido posible por la clasificación a última hora en la repesca de los portugueses, que no pudieron sellar su pase a Brasil 2014 desde un primer momento. Los alemanes, favoritos por detrás de Brasil, caminan con paso firme, como lo hacen en cada Mundial, deseando que esta vuelva a ser su oportunidad de oro para reverdecer...