Como manda la tradición, la selección anfitriona del Mundial es la primera en jugar, en el partido inaugural, como parte del grupo A. En este caso, Brasil era la única selección que sabía ya desde el principio en qué grupo iba a estar. Como cabeza de serie, esperó a las otras tres elecciones, que resultaron ser relativamente asequibles. Croacia, Camerún y México tratarán de buscar la clasificación en un grupo en el que la Canarinha es la...