La selección argentina sigue sin encontrar su mejor juego y ayer volvió a sufrir ante un equipo mucho más inferior, Irán, que demostró que podía meter en muchos problemas a la albiceleste. Finalmente, un gol del genio Leo Messi en el descuento le dio la victoria a los suyos, no sin antes entrar en polémicas por penaltis no pitados en el área contraria.