Después de la increíble exhibición ante Portugal en el primer partido, todos pensábamos que el Alemania-Ghana sería prácticamente un paseo para los germanos, que sacarían de nuevo el rodillo y volverían a golear. Y sin embargo, cosas del fútbol, los alemanes las pasaron canutas para conseguir siquiera un empate ante una selección africana que jugó muy bien y aprovechó sus opciones. En la primera parte, ambas selecciones pelearon por...