En estos días previos a la gran final del Domingo, la mayor preocupación para Alemania seguramente sea Leo Messi. Aunque el argentino lleva un par de partidos bastante desaparecido, a nadie se le escapa que puede sacar su talento en cualquier momento y cambiar el rumbo del torneo en una sola jugada. Por eso los alemanes quieren frenarlo como sea. Y para ello han pensado que la mejor opción posible es el madridista Sami Khedira, que ha demostrado...