Aunque Uruguay parecía favorita para ganar su eliminatoria de octavos de final ante Colombia, los cafeteros demostraron que todavía tienen mucho que decir en este Mundial, incluso habiendo perdido a su más claro referente, Radamel Falcao, antes de empezar. Uruguay evidenció la falta de Luis Suárez en el equipo y no pudo con los arrebatos de genialidad de los colombianos, especialmente de James Rodríguez.