La tenían guardada desde hace cuatro años, desde aquella final en Sudáfrica, y la han devuelto con creces. Anoche Holanda destrozó por completo a la selección española, llevándose por delante la ilusión de muchos y dejando en evidencia a los nuestros. Una segunda parte horrible y el acierto holandés provocaron  una goleada difícil de olvidar.