La selección holandesa ha sido una de las primeras, junto a Chile, en clasificarse para la segunda fase de este Mundial 2014, tras haber ganado sus dos primeros partidos. Después de la goleada ante España, los holandeses pensaban que la débil Australia iba a ser pan comido. Y sin embargo, sufrieron mucho más que ante el combinado español. El partido comenzó bien para los orange, que con una gran galopada y una definición perfecta de Robben...