Mientras Colombia destrozaba a Japón por 4 goles a 1, demostrando su superioridad total y ganando los cuatro partidos, lo importante se jugaba en el otro encuentro del grupo C, el que enfrentaba a Grecia y Costa de Marfil por un puesto en octavos de final. Las dos selecciones pelearon hasta el último momento por pasar de fase, y al final los griegos se llevaron el gato al agua. Eso sí, tuvieron que sufrir como nunca para conseguirlo. Y eso que...