No sirvió de mucho, pero España por fin fue España en la tarde de ayer en Curitiba, logrando vencer a Australia por tres a cero y lo que es más importante, encontrando ese juego con el que ha encandilado a todo el mundo en estos últimos tiempos. Los nuestros, enteramente de negro, parecían estar de luto por su eliminación, pero aún así lograron despedirse con cierta dignidad del campeonato. Con los goles de Villa, Torres y Mata, España...