Desde la noticia dada hace pocos días de que finalmente Franck Ribery no podría ser parte de la selección francesa en este próximo Mundial 2014 por una lesión, los galos andaban un poco escamados con sus opciones para el título. Perdían a uno de sus referentes arriba, y ahora dependían casi por completo de Karim Benzema. Por suerte para ellos, el delantero del Real Madrid está demostrando que puede echarse a la espalda del peso del equipo...