Después de pasar sus primeros días en la sede de Curitiba, elegida por la selección española como cuartel general, los nuestros han viajado hasta Salvador de Bahía para disputar mañana su primer partido, el debut ante la temida Holanda. Los jugadores tendrán ahora que adaptarse a las altas temperaturas de la ciudad brasileña, en comparación con el frío que tenían en Curitiba. En este sentido, al menos, todos están más que preparados...