Sin nada que ganar y con mucho que perder todavía, el resto de dignidad que le puede quedar como campeón después de las dos anteriores derrotas, la selección española debe jugar hoy el partido de trámite ante Australia, la otra selección eliminada ya del grupo B. Los nuestros solo esperan terminar al menos con una victoria este Mundial de pesadilla que tan mal nos ha sentado, y que seguro que marcará un punto de inflexión. Porque España...