Son una de las revelaciones del Mundial, y ayer, ante Grecia, tenían la ocasión de escribir una nueva página de su historia. Y lo hicieron con letras de oro, desde luego. Costa Rica venció a los helenos en los penaltis, después de un partido muy disputado en el que consiguieron la ventaja en la segunda parte, pero la perdieron a pocos minutos para el final. Un final de infarto no apto para cardíacos. Los ticos dominaron gran parte del partido...