No cabe duda de que si el fútbol africano es hoy día lo que es, en gran parte es gracias a Camerún. Esta potencia africana fue la primera en dar la cara de verdad en los Mundiales, con aquellos míticos jugadores como Roger Milla, que causaron sensación por su potencia y su buen trato del balón, en el 90 y el 84. Gracias a Camerún, el fútbol africano puede presumir hoy día de ser más tenido en cuenta. Claro que últimamente, los leones indomables...