La anfitriona Brasil tiró de galones anoche y consiguió clasificarse para octavos de final de su Mundial con una gran goleada a Camerún, que aguantó cuanto pudo a la canarinha. Comandados por un espectacular Neymar, que marcó dos goles y lideró a lo suyos, Brasil se clasificó como primera de grupo y ahora espera a Chile en la siguiente fase, confiada en poder ganar sin muchos problemas a los de Sampaoli.