Cuando uno revisa las selecciones favoritas para ganar este Mundial según las cuotas de las grandes casas de apuestas, se lleva una sorpresa cuando comprueba que, detrás de las selecciones de siempre (Brasil, Alemania, Argentina y España) se encuentra una selección “semidesconocida”, Bélgica, incluso por delante de otras más fuertes sobre el papel, como podrían ser Holanda, Inglaterra, Italia o Uruguay. El hecho es bien sencillo. Bélgica...