Aunque al principio parecía que le estaba costando mucho arrancar, sobre todo en su primer partido, Bélgica ha demostrado que los que le colgaban el papel de revelación no estaban muy desencaminados. Está claro que actualmente hay selecciones que pueden ocupar mejor ese papel, como la propia Argelia o Costa Rica. Pero es posible que Bélgica acabe llegando mucho más lejos que esas dos selecciones.