Antagonismo total en las dos semifinales de este Mundial. Si en la primera vimos un espectáculo asombroso por parte del “rodillo” alemán ante una Brasil que no pudo más que verse destrozada, ayer no pudimos disfrutar lo mismo, ni mucho menos, entre Argentina y Holanda. El partido fue soporífero y pareciera que ambos equipos buscaban la tanda de penaltis desde el minuto uno. Con un planteamiento parecido aunque con sistemas muy diferentes,...