El combinado argentino logró una valiosa victoria anoche ante Bosnia, en el debut mundialista de los europeos, que estuvieron a punto de aguarle la noche a la albiceleste. Messi  y compañía lograron vencer a Bosnia sin demasiado brillo, sin controlar del todo el partido, y ofreciendo una imagen que no llego a ser excelente, lo que tal vez preocupe en el país sudamericano.