El estreno de Argentina será seguido por millones de personas en todo el mundo, no solo por sus propios seguidores, sino por todos aquellos que tienen esperanzas puestas en que, por ejemplo Messi sea el jugador del torneo. Ya le toca al delantero del Barça despuntar en un Mundial, y es posible que el de Brasil no le llegue en el mejor momento de forma, pero con un jugador de su talento nunca se sabe.