La selección argentina afronta una nueva oportunidad para volver a reinar en el planeta fútbol, después de los títulos conseguidos en el 78 y en el 86, de la mano de Kempes y el genio Maradona. Ahora, otro genio menudo y espectacular, Leo Messi, es quien comanda la albiceleste en su búsqueda del máximo título mundial, algo que parece resistirse a esta selección que, por otra parte, está llena de talentos indiscutibles, más allá del omnipresente...